Hablar de cerezas, es trasladarnos directamente al verano, el Sol…
Y aunque la temporada comienza a finales de abril, es durante los meses de verano, cuando llegan al punto álgido.
Su color, sabor y sus muchas propiedades beneficiosas hacen de las cerezas “la fruta estrella” del verano.

¿Sabias que existen más de 50 variedades de cerezos?
Hay cerezas tempranas, intermedias, de maduración tardía pero la considerada como más dulce es la Picota.
Todas las picotas son cerezas, pero no todas las cerezas son picotas: Crujientes, tersas y firmes, se caracterizan por su color rojo oscuro y ausencia de rabito o péndulo, que se queda en el árbol cuando son recolectadas. Crecen casi en exclusiva en el Valle del Jerte y el de La Vera.
En Freshs&Ca nos esmeramos selecionando la máxima calidad y calibre ya que, por lo general, las cerezas de mayor tamaño son las que ofrecen mejor textura y sabor.
Y por supuesto: siempre con su Denominación de Origen Protegida.

Son depurativas, contienen antioxidantes, melatonina y son buenas para la memoria… y ahora ¡voy a tener que atiborrarme!
Para conservarlas, basta meterlas inmediatamente en la nevera, siempre sin lavar y sin tapar (como hacemos con las fresas ) y podremos mantenerlas hasta 15 días. Puedes congelarlas, incluso, pero eso, siempre muy secas…